Un Dios salvaje, en el Paseo La Plaza

4/22/2010

Ayer, gentileza del Club de Lectores La Nación que obsequió a mi cita (perdón "amigo" o lo que sea) las entradas, fui a ver "Un Dios salvaje", la nueva obra de Yasmina Reza (Art), con dirección de Javier Daulte.

Se trata de lo que sucede cuando dos matrimonios, "adultos y civilizados", se encuentran para resolver un incidente protagonizado por sus hijos, en el que uno le partió dos dientes al otro en una pelea en la plaza. La idea de los cuatro es solucionar el tema mediante el diálogo y conservando las formas, pero, claro, no les sale demasiado bien y se terminan dando situaciones que oscilan entre lo tragicómico, la reflexión sobre las convenciones sociales y lo simplemente divertido, con algunos momentos de magia cuando intervienen los dos personajes masculinos.

Fernán Mirás, el Matthew Broderick vernáculo, es un abogado neurótico adicto al teléfono celular que está casado con Flor Peña, que hace de.... Flor Peña.

El Puma Goity, en el único papel en el que me cae simpático, hace de un marido "terrenal", un poco hinchado las bolas de las extravagancias progresistas de su mujer, María Onetto, que intenta a toda costa ser zen y educada aunque en realidad se está conteniendo de mandarlos al demonio a todos.

La obra está bastante entretenida. El único problema es que la gente se ríe a carcajadas sin control y a destiempo, como los especímenes que muestran en los shows de Midachi. De todos modos, el factor humorístico es bien aceptable.

La pasé bien, sin pretensiones.

Está de miércoles a domingo en el Paseo La Plaza.

3 comentarios:

  1. Midori said...:

    La gente, en los espectáculos públicos. Da para un post de un snobismo tamaño el Bobero, pero da.
    Yo una de las cosas que no entiendo, es cómo determinadas obras complicadas, sútiles, metafóricas, llenan la sala. O sea, lo entiendo, pero después te tenés que bancar que la gente se ría en medio de La muerte de un viajante porque entiende que lo de la demencia senil es un pase de comedia a lo Benny Hill. Nada, lo dije, lo quería decir.

  1. bar said...:

    No se si siempre me pasa, pero en "Un dios salvaje" yo me reí bastante durante toda la función. Pero parece que no entendí lo que estaba viendo.

  1. Vickitax said...:

    Concuerdo con Midori.
    Pensé lo mismo cuando fui a ver Agosto. Es un DRAMA atroz, yo lloré la mitad de la obra y la gente se descostillaba de risa. ¿DE QUE SE RIEN, PELOTUDOS?