María Elena y María Elena

1/10/2011
En algún momento, mi mamá me regaló Cuentopos de Gulubú. Tengo impregnado el olor al pegamento que sostenía las páginas, que es el olor de las infancias de antes. El libro no sobrevivió, claro, a los viajes continuos al colegio, a la casa de mis amiguitas o de mis abuelos, al club, a las vacaciones; pero no importa, porque esos cuentos me los acuerdo todos.

El que no me acuerdo es el del long play. Era algo de un castillo en el que había un rey una corte de formas geométricas: cuadrados, círculos, triángulos. No sé bien qué pasaba, pero yo podía imaginármelo perfectamente. Lo veía. Lo respiraba. Estaba ahí.

Vivíamos en una casa con jardín en Ezpeleta. Un poco aislados del mundo, la verdad, porque Ezpeleta está muy lejos de todo; pero a mí no me importaba porque estaba mi mamá y podía jugar y mi casa me parecía muy grande y llena de rincones mágicos. Las cortinas de voile con volados eran un vestido de novia, la hamaca del patio era un tren en el que podía ir a cualquier parte del mundo y los osos de peluche eran mis novios o mis mascotas o monstruos o magos.

Aah, pero los días de lluvia el programa era otro: le pedía a mi mamá que pusiera el disco de María Elena. No el de canciones; el de cuentos. Y me sentaba en el sillón del living, a oscuras, a dejar que la voz de esa señora que se llamaba como yo me llevara a pasear por lugares donde los cuadrados se enojaban y los pasos de los círculos retumbaban en los pasillos de un palacio. Nunca me aburría. Podía escucharlo mil veces, una atrás de la otra, y cada vez la historia era nueva. Eso pasa solo cuando sos chico, ¿no?

Soy grande ya, pero extraño al pasto del conurbano, a los osos magos y a mi mamá cuando no se teñía el pelo y era mi hada madrina y hacía andar el long play de cuentos.

A María Elena no, porque yo soy un poco ella y viaja conmigo.

12 comentarios:

  1. Elen: El cuento que decís se llama "El país de la Geometría" Donde el Rey Compás buscaba la famosa flor redonda (hoy lo escuché mil veces y se lo cantaba a Nati)

    Casi lloro con este post... Esta señora(genia) nos marcó la infancia a todos, no?

  1. Elen said...:

    ESE DIOS MIO COMO TE ACORDAS??!?!?!?!?! ES ESE!!!!!

    Lo voy a bajar, gracias! :)

    Creo que sí...

  1. arrrrrru said...:

    me acuerdo ese cuento como si lo hubiera leido ayer por primera vez... una navidad se lo enseñé a mis primitos, y lo actuamos todos juntos, con cartulinas de triangulos y cuadrados para representar a cada personaje. Esa Mujer con todas las letras es la autora de muchísimas infancias, creo que si no fuera por ella jamás me hubieran gustado tanto los libros de texto... Una ídola definitivamente.
    Un beso, y lindo blog :)

  1. Elen said...:

    :) creo eso... fueron nuestros primeros libros.

  1. sofía said...:

    Exacto, el país de la geometría. Me gustaba mucho ese cuento! Lo debo tener dando vueltas por ahí.
    Magistral la obra de esta mujer.

  1. Analia said...:

    Creo que era imposible cansarse! Lo amaba!

    Que buen post! :)

  1. Pitufa said...:

    Yo me acuerdo de "La reina batata" "El twist del mono liso" "La vaca estudiosa" "La mona jacinta" entre otros.
    Ella me lleno las tardes alegría, y estoy segura de que todos tenemos algún cuento o canción que recordemos..
    Le agradezco toda la Magia que le brindo a mi infancia.
    Y ojala sus obras trasciendan generaciones.
    Un beso!

  1. Anonymous said...:

    Me emocionaste...

  1. Anonymous said...:

    Ay Elen nome hagas llorar querida... Es demasiado grande el recuerdo... De mate cocido, lluvia y torta fritas...

    Solé

  1. irene said...:

    Tengo el país de la geometría, que era mío y ahora leen mis hijos. Si querés lo escaneo y te lo mando.

  1. Carla said...:

    snif!!! yo ptambien casi lloro

  1. M.M said...:

    Mi abuela vendia libros, y por ser la primera nieta los tenía todos, todos. Esos cuentos con tapas duras y enormes, llenos de fantasía, tomando mate cocido y comiendo tortas fritas, tal cual.
    Como los extraño...que ganas de volver a ser.
    Hermoso post.